Prehistoria

Prehistoria

En 2013, 25 años después de que se trasladara a las instalaciones de la antigua Facultad de Letras de Burdeos, el Museo de Aquitania renovó por completo sus salas dedicadas a las colecciones de Prehistoria y Protohistoria.

Este recorrido ofrece una nueva escenografía de 530 m², nutrida con maquetas, reconstituciones y soportes audiovisuales.

En este vídeo, rodado por Station Ausone en julio de 2013, el responsable de la sección de Prehistoria-Protohistoria del Museo de Aquitania, Vicent Mistrot, presenta dichas salas, deteniéndose especialmente en la Venus de Laussel (la llamada «Venus del Cuerno») y el tesoro galo de Tayac, las dos obras estrellas de la colección del Museo de Aquitania.

 

Las salas de la Prehistoria presentan el pasado de Aquitania, remontándose a 500 000 años ha. A través de varios miles de sílex, restos óseos, obras de arte de piedra y hueso, joyas y objetos de bronce, repasan la evolución de las diferentes culturas humanas desde las primeras huellas del ser humano en Aquitania hasta la aparición de la metalurgia.
 
Sala François Bordes
El recorrido comienza con la presentación del enclave prehistórico de Laussel (Marquay, Dordoña) y de la famosa «Venus del Cuerno» que data de 25 000 años ha. Cerca se exponen utensilios emblemáticos: bifaces, puntas de azagayas y agujas de hueso.

También incluye espacios temáticos dedicados a la talla de piedra, al trabajo del hueso y al arte parietal (facsímil del «friso de los ciervos» de la cueva de Lascaux) y a la producción del fuego. El público reconocerá bisontes, renos y caballos en las obras de arte mobiliario de la nutrida colección de huesos grabados del abrigo rocoso de Morin (Pessac sur Dordogne, Gironda) y de los bloques esculpidos de Cap Blanc y Laussel (Marquay, Dordoña).

Aquí se presenta también la gruta de Pair-non-Pair (Prignac-et-Marcamps, Gironda), la única cueva decorada auténtica de Gironda, descubierta en 1881 por François Daleau, a través de diferentes objetos: utensilios de la vida cotidiana de los hombres prehistóricos, paletas de artista sobre cantos rodados u omoplatos, adorno a base de dientes agujereados, flauta de huesos de pájaro…

 

Sala Georges Malvesin-Fabre
La sala está dedicada al Neolítico y a la Edad de Bronce, entre 5200 y 800 a.C. donde destaca un objeto emblemático: el hacha, primero de sílex pulido y luego de bronce.

En este periodo tiene lugar la aparición de la agricultura y la ganadería en Aquitania de la mano de la cerámica, que permitirá almacenar los alimentos. Junto a la reconstitución de un horno de alfarería se exponen varios recipientes, vasijas y escudillas. Las poblaciones se van sedentarizando dando lugar a los primeros pueblos (maquetas de casas). En este momento aparecen también los dólmenes, las sepulturas colectivas y las grutas sepulcrales.

Hacia 1800 a.C. la aparición del bronce permite desarrollar herramientas y armas, como espadas y lanzas. Estos avances traerán consigo un nuevo fenómeno, el de los depósitos votivos, ofrendas a las divinidades (Saint-Germain d'Esteuil, Gironda) 

Friso de los ciervos de Lascaux. Foto Ayuntamiento de Burdeos

Friso de los ciervos de Lascaux. Foto Ayuntamiento de Burdeos